lunes, 15 de julio de 2013




Me dio miedo esta noche

de hundir mis ojos

                         sobre la tierra,

estaba tan seco el río

                         tan vacío.

Y lloré tu muerte

y mi desdicha

                 que fue y será

                 de siempre.


Empapé la orilla

en la que vivías

.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada