domingo, 25 de noviembre de 2012





                                                               Cuerpo estelar


Una dádiva de sol asoma

sin traspasar

las ventanas.


El patio húmedo

espera en silencio,

la mirada

de algún rayo de luz

que lo eleve.


Hasta los pájaros

rehusan a su canto

esta mañana.


Quizás no esté bien

mendigar

lo que en otros lugares

hoy, es un derroche,


pero necesito

del astro poderoso

que rige como marionetas

nuestras vidas

transformándolo todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada